EXTREBEO

[RESEÑA] JÓVENES ETERNOS de J. M. DEMATTEIS

         Los Jóvenes Eternos
son un grupo de superhéroes creados por Jack Kirby en los años 70 cuando fichó
por DC Comics y abandonó la Casa de las Ideas.

 

         Al llegar a la nueva empresa
comiquera creó la que se denominó el “Cuarto Mundo”, una serie de comics muy
novedosos –entre los que se encontraban Los Jóvenes Eternos- guionizados y
dibujados por el señor Kirby.
      Desafortunadamente, estos cómics del
“Cuarto Mundo” no fueron el éxito que Jack esperaba y pronto llegaron las
cancelaciones, incluida la de Jóvenes Eternos.
      Centrándonos en los componentes del
grupo encontramos a:
– MARK MOONRAIDER:
Líder del grupo cuyo poder principal es el lanzamiento de rayos (Megatón) por
sus puños.
– VIKIN EL NEGRO:
Posee poderes magnéticos y gran inteligencia. Además, tiene una gran relación
con un instrumento denominado “Madre Caja” del que luego hablaremos.
– GRAN OSO: Posee una
fuerza extraordinaria. Es el fortachón del grupo, pero también el más sensible.
– SERIFAN: Tiene en
su poder “cartuchos cósmicos” que le otorgan gran ventaja en situaciones
complicadas.
– DREAMER: Es la
chica del grupo y puede crear imágenes ilusorias.

Respecto a la “Madre
Caja”: cuando los cinco miembros del grupo se juntan y unen sus manos entorno a
la “Madre Caja” diciendo la palabra TAARU se funden todos en uno apareciendo
así el Hombre Infinito, una entidad de gran poder que resuelve muchas de las
peores situaciones del grupo.
            En este caso, el tema de los Jóvenes
Eternos sobre el que vamos a hablar es el aparecido en el año 1988 en EE. UU.,
guionizado por J. M. DeMatteis (conocido por guionizar la Liga de la Justicia,
Spiderman, Capitán América, Dr. Fate, Green Lantern…) editado por “Ediciones
Zinco” en España.
            Es una miniserie de seis números
hecha para rememorar este magnífico grupo de los años 70. En este tomo lo primero que se ve es
la lucha de la luz contra la oscuridad. Todos estamos expuestos a ambas y hay
que saber cómo hacer para que una prevalezca sobre la otra. Es una lucha
constante contra el miedo y la dominación del mal.
           
            Teniendo todo esto en cuenta os
invito a que consigáis esta gran obra del guionista DeMatteis dedicada a Kirby.
            Lo que más me ha gustado ha sido la
evolución del grupo, cómo van creciendo como tal y la aparición del Hombre
Infinito.
            Lo que menos: la guerra
Oscuridad-Luz está muy manida (aunque hay que recordar que eran los años 80).
            Puntuación: un 8 bien conseguido.

Por David Cercas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.