EXTREBEO

[Podcast y recomendaciones] Cómics sobre ecología y cambio climático

[Podéis escuchar el podcast de este programa aquí, en el podcast del programa El sol sale por el oeste de Canal Extremadura radio a partir del minuto 42.]

Aún hoy, en la vida cotidiana, parece que la ecología no suele ocupar el primer lugar en nuestras preocupaciones; nuestras miras suelen ser más cortas.  A veces por algún acontecimiento concreto, como cuando ocurre alguna catástrofe debida al clima, le prestamos más atención pero lo cierto es que no parece que sea un tema que guíe nuestras decisiones y acciones cotidianas. Eso sí, las consecuencias visibles del cambio climático nos van obligando cada vez más a que le prestemos atención.
     Todo esto ocurre de forma parecida en los cómics, es decir, es posible que sea más frecuente encontrar obras en todos los formatos y géneros sobre otros conocidos problemas (machismo, emigración, violencia…), pero tampoco nos van a faltar los que tratan los problemas ecológicos y, en general, el cuidado del medio ambiente. Es de esperar que aumenten las obras dedicadas a este tema, incluso más allá de los temas distópicos y postapocalípticos que, esos sí, parecen estar aún más de moda en los últimos tiempos.
     Podemos distinguir, para empezar, las obras didácticas divulgativas, es decir, las publicadas con esa intención principal; entre ellas podemos encontrar sobre todo bastante material publicado y disponible online, tanto para un uso directamente escolar como propagandístico en general, aunque también hay material en papel:
     Entre los digitales destacamos:
– Puro Perúun cómic realizado por la oenegé CESAL que puede leerse en PDF por ej AQUÍ. Encontramos en él 8 historietas que van desde la situación planetaria hasta la problemática del Amazonas y del propio Perú, pero el mensaje es claro y útil para conocer este problema que nos demuestra cómo la Naturaleza no entiende de fronteras (véanse las pandemias…). Los autores son de 1.ª división, como nuestro querido Javier de Isusi, Paco Roca, Teresa Valero, Ana Miralles,…

     Desgraciadamente no es infrecuente que muchas de estas publicaciones institucionales dejen de estar disponibles porque no se reeditan y en algunos casos tampoco se ponen a disposición del público en formato digital (como por ej este cómic). Tambié podemos encontrar blogs y páginas de algunos autores que recopilan viñetas de humor y reflexión gráfica dedicadas al tema ecológico, como ÉSTA del almeriense Toté.
– El cambio climático, de Darryl Cunningham, autor de cómics divulgativos de ciencia, política, economía,… es bastante sencillo en lo gráfico y breve (18 pág.) pero precisamente por eso también es útil donde otros no servirían (por ejemplo en educación secundaria). Leer AQUÍ.- El increíble viaje de Alexander von Humboldt al corazón de la naturaleza, de Andrea Wulf y Lilian Melcher (Random cómics) es un llamativo tomo ilustrado que utiliza elementos del cómic para acercarnos al mítico naturalista (VER). En papel vale 33,20 euracos pero, mira tú por dónde, está disponible en Librarium (VER) y en eBiblio Extremadura (VER) para préstamo.

     Y en papel:- Primates. La intrépida ciencia de Jane Goodall, Diane Fossey y Biruté Galdikas, de Jim Ottaviani y Maris Wick (Astronave y Norma Ed.), sobre las 3 personas que mejor conocen a las 3 especies que más se parecen a nosotros y que han defendido con empeño los hábitats de estos primos no tan lejanos.
– Cambio climático y sostenibilidad, de Alfonso López, es un cómic publicado por Panini en 2008. No es fácil de conseguir pidiéndolo en una librería pero aprovechamos para recomendar la web de todostuslibros.com, donde venden sus libros numerosos librerías y la plataforma de compra-venta todocoleccion.net
     En infantil/juvenil podemos recomendar los dos siguientes cómics, bien realizados, que incluyen datos y elementos infográficos que te dejan todo muy claro:
– ¿Pero qué pasa con el clima?, de Jenny Jordahl y Ole Mathismoened (ed. Errata Naturae, 17,10 e.). Un cómic bien realizado y muy claro.

– ¡Qué clima tan raro!, de Laura Ertimo y Mari Ahokoivu (ed. Astronave, 15,15 e.)
     Por otro lado, si hablamos de cómics que no son divulgativos documentales, lo que podríamos enmarcar en la ficción, podemos destacar:- La cosa del pantano, creada por Len Wein y llevada a sus más altas cotas por Alan Moore, es un cómic que en los 80 vivió su época dorada. Hay varias ediciones disponibles. Actualmente el personaje lo publica ECC pues pertenecía al sello Vértigo de DC Comics.

– Seton, el naturalista viajero (3 tomos, independientes aunque relacionados) del gran Jiro Taniguchi (Ponent Mon, disponibles en saldos) son solo un ejemplo de los mangas de este poético y maravilloso autor. En buena parte de su obra encontraremos el amor por la naturaleza (El olmo del cáucaso, el viajero de la Tundra,…). Mostrárselos a un antiecologista es como acercar el ajo a los vampiros: no falla y los derrota por KO.

– Lluvia, de una pareja de grandes autores, los británicos Bryan y Mary Talbot, es la más reciente de las citadas. Cuenta una historia local de lucha ecologista en las tierras altas de Inglaterra que sirve, perfectamente, como relato universal de este tipo de situaciones. Impecable, como no puede ser de otra forma con estos autores. Edita La Cúpula en formato apaisado (19,50 e.).

– Basura, del premiado Derf Backderf (autor también de Mi amigo Dahmer, la historia del carnicero de Milwakee) y que ya reseñamos aquí, en Canal Extremadura hace un tiempo. es una gran novela gráfica, divertida y a la vez crítica con nuestro estilo de vida (Astiberri, 19 e.).

– Una de las mejores series de ciencia-ficción de todos los tiempos es Valerian, agente espacio temporal. Estos cómics no solo influyeron en el cine (Star Wars sin ir más lejos) y otras muchas obras, sino que además anticipaban con acierto muchos de los posibles males que nos afectarían en el futuro. Que no engañe el estilo de sus dibujos (ni la película de 2017, que no estaba tan mal pero no llega a las cotas del cómic) éste un cómic para jóvenes y adultos, no para niños y, por ejemplo, en el álbum La ciudad de las aguas turbulentas nos mostraban una Tierra postapocalíptica afectada por inundaciones y por la desertificación (VER), lamentablemente todo de lo más creíble a fecha de hoy. La edición de Norma agrupa cada 3 álbumes en un tomo.
– Nausicaa del Valle del Viento, de Hayao Miyazaki, se suele citar en estas listas pero ahora mismo no hay una edición disponible en español por encontrarse agotada. Es probable que se reedite dado el prestigio del autor.
– Bahía Acuicornio de Katie O’Neil (La Cúpula, 16,62 e.). Historia infantil a partir de 9-10 años que nos habla del amor a la naturaleza y la necesidad de respetarla y responsabilizarnos de ella recurriendo a elementos fantásticos.
– Hay diferentes personajes conocidos del mundo del cómic de aventuras en los que el tema del medio ambiente es importante por ser la naturaleza salvaje el lugar donde se desarrollan muchas de sus aventuras. Así podríamos citar a Tarzán (o su versión femenina, Shanna la diablesa, o la versión que hizo Marvel del personaje, Ka-zar), los superhéroes marinos de Marvel y DC (Namor Aquaman, respectivamente)
– Animal Man, un personaje creado a mediados de los 60 al que el guionista Grant Morrison dio nueva vida y mayor fama. «(…) desde que le explotara cerca una nave alienígena, un superhéroe atípico y casi podríamos decir que «de segunda». Ecologista empedernido y progresivamente vegetariano, su poder radica en que es capaz de adoptar las cualidades de cualquier animal que esté por los alrededores (desde simples aunque efectivos reflejos hasta fuerza, vuelo o agilidad). Además está casado, tiene dos hijos y su interés por lo superheroico tuvo un origen pecuniario. Nada especial.» (Está disponible en ECC, – Concrete, de Paul Chadwick es la historia de «(…) un hombre que ha sufrido una terrible experiencia que le confina en un cuerpo de piedra, casi indestructible, pero que lo aísla sensorialmente del exterior. (…) la sensación de aire en la cara, los olores, la caricia de una mano, todo lo (…) le ha sido arrebatado a Ron Lithgow por los experimentos de una extraña raza extraterrestre que trasplantó su cerebro a un cuerpo de piedra.» (CITA) La serie principal la editó Norma y se encuentra fácilmente aunque no es reciente.
– Y, por supuesto, toda una gran lista de cómics postapocalípticos, muchos de ellos situados en un mundo en el que la civilización o, al menos, la organización social normal se ha ido a pique -a menudo por algún desastre natural o algo de consecuencias similares provocado por el ser humano- y aquí podríamos recordar Hombre de Antonio Segura y José Ortíz, Jeremiah de Hermann, Juan Buscamares de Félix Vega, Dragon Head de Minetaro Mochizuki, Y, el último hombre de Brian K. Vaughan,  La Bella Muerte Shangri-la de Mathieu Bablet, El Humano de Lucas Varela y Diego Agrimbau, y no olvidemos, dados los evidentes paralelismos en cuanto a los escenarios humanos, todo el subgénero de zombis, unas historias en las que a menudo el elemento inexplicado de los muertos vivientes no es más que la excusa para seguir a un grupo de personas en un situación hostil y de pura supervivencia. Aquí destacaríamos, por ejemplo, Los muertos vivientes de Robert Kirkman y I am a hero de Kengo Hanazawa.

Antonio Roguera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.