EXTREBEO

El cómic en defensa de la filosofía (y 12+1): agradecimientos

Hemos llegado al final de esta iniciativa en defensa de la filosofía (al menos de momento) en la que socios y amigos de exTreBeO han puesto su solidaridad y su talento al servicio de una causa que les pareció justa e importante. Es hora, pues, de agradecer a los participantes su buen hacer y su compromiso con temas sociales como la educación. Por tanto, gracias a Ricardo Estecha, Cándido Hoyas, Carlos Correia, Ángel Gª Nieto, Juan Andrés Cabello, Jesús Bravo, Christian González, Paco Casares, Al Peral, Fran Aguilera, David Santiago y Carlos Plaza. Gracias también a los que con sus comentarios han apoyado la iniciativa, como Pablo Calvo, y a los que –aunque no pudieron participar- nos apoyaron con sus palabras como Carlos Giménez, Miguelanxo Prado o Paco Roca.
Y ya que hemos redactado esta entrada, aprovechamos la ocasión para recomendar a un autor (que seguro que muchos conocéis) y cuya obra hace honor a lo que se ha defendido en esta serie de colaboraciones, la importancia de la filosofía, es decir, la necesidad de un pensamiento crítico sobre la realidad (sobre todo la actual) y especialmente en clave ética.
Miguel Brieva, autor de la imagen que encabeza esta entrada, es un sevillano cuya obra se está dedicando con enorme acierto a la crítica contra el capitalismo salvaje (¿alguno no lo es?), el consumismo y la manipulación que sobre nosotros ejercen los medios de comunicación (generalmente al servicio de los grandes intereses económicos y en contra de la ecología más sensata). Una de sus últimas obras es Memorias de la Tierra, donde se recopilan numerosos trabajos y se incluyen algunos textos breves sobre los mencionados temas.
Lo dicho. Muchas gracias a todos

Una respuesta

  1. Excelente iniciativa que, ojalá, hiciera reflexionar a aquellos que legislan, en temas tan sensibles, sin tener el mínimo tacto (consenso, sentido común, delicadeza …). No sería mala idea hacer alguna exposición y/o publicación, para difundir estos estupendos trabajos junto con los textos de nuestro querido Profesor Bruttenholm, promotor y fuerza motriz de este genial proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *