EXTREBEO

El cómic en defensa de la filosofía (11)


Decía Nietzsche que la función de la filosofía es perjudicar a la necedad. A la pregunta, clásica y casi siempre tendenciosa, de para qué sirve la filosofía hay que contestar: La filosofía no sirve a nadie. Es decir, es un antídoto, gratuito y sin fecha de caducidad, al alcance de quien quiera abrirse a la posibilidad de pensar por sí mismo y plantearse las cosas.

Esta semana nos ofrece sus reflexiones uno de los miembros más estimados de nuestra asociación: David Santiago, aka Heraldo. En el texto adjunto al final de la entrada encontraréis sus propias palabras que se dirigen contra el absurdo lógico que supone eliminar la filosofía de los planes de estudio (dado su carácter fundamental, a nivel histórico, a nivel teórico y a nivel práctico) y contra las intenciones y motivos de quiénes imponen esta eliminación. Su ilustración, que se presta a múltiples interpretaciones, adquiere un significado especial cuando se conoce la obra de este guionista sin par. Su fanzine Skaro, realizado en colaboración con Luisin (mirad ESTO) es tan genial como inclasificable, desternillante e inteligentemente surrealista… Heisenberg, Einstein, Hawking… ¡y Punset! son algunos de los personajes que encontraremos aquí. Inimitable sin discusión.
Agradecemos a David su colaboración y su permanente apoyo a las causas humanistas como estas. Leed sus reflexiones AQUÍ.

Puedes conocer mejor a nuestro autor de esta semana pinchando AQUÍ (reseña sobre David por Ángel Gª Nieto –By Tito-, no os la perdáis) o en su propio blog (AQUÍ).

Para más información si quieres colaborar enviándonos tu viñeta o historieta pincha AQUÍ. Puedes mirar las colaboraciones publicadas hasta ahora en exTreBeO.

2 comentarios

  1. Mis felicitaciones por la defensa de hoy y de todas las publicadas hasta el momento. En el fondo todas ellas van conducidas al mismo punto: un interrogante mayúsculo. ¿Por qué atacar una materia que quiere hacer al individuo más capaz para analizar la realidad de su entorno,para cuestionarse la perspectiva impuesta y saltar barreras y clichés y estereotipos? Por eso mismo: si Sócrates anduviera por las calles hoy con su mayeútica no habría podido acabar sus días con un hermoso discurso en defensa de la polis: le habrían tapado la boca, tachado de lunático o "perroflauta" (¡qué asco de palabreja!), y en caso de tomar cierto poder, le habrían administrado la cicuta mucho antes de haberlo él siquiera pensado. Esperemos que la LOMCE, que trae consecuencias que pueden ser aberrantes para la educación (como la pérdida de todo poder o control para el claustro de profesores frente a una Dirección impuesta por la Administración), no llegue a puerto, naufrague en la tormenta de reivindicaciones de la comunidad educativa. Abrazos y a seguir así.

  2. Gracias, Pablo, por tus palabras. A pesar de los despropósitos políticos para con la educación, mientras haya profesionales de esto como tú con una jerarquía de valores decente hay esperanza. Un fuerte abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.