EXTREBEO

De la C a la C (5): López Espí

¡Hola a todos!
Hoy os quiero hablar del mejor dibujante de Marvel que nunca ha trabajado para Marvel. Literalmente. O sea, no quiero decir que sea el mejor que ha habido nunca, sino que nunca ha trabajado para Marvel.
Yo tuve la suerte de engancharme a estos cómics cuando los editaba Forum. Esta etapa es considerada una de las mejores ediciones de Marvel fuera de los USA. Estaba muy cuidada, respetaba los formatos, tenía secciones de noticias, cartas de los lectores, reportajes, fichas…
La generación anterior tuvo menos suerte: Se engancharon con las ediciones de Vértice. Que eran, por decirlo suavemente, una chapuza muy considerable. Se cambió el color original por el blanco y negro. Se cambió el formato americano por el de tamaño libro, pero en vez de adaptar el tamaño de cada página se reordenaban las viñetas para meter solo tres o cuatro por página. Para ello las viñetas se adaptaban al tamaño de la página, quitando partes o añadiendo fondos. O dejando espacios en blanco. También se modificaban algunos diálogos Por ejemplo, en el último número de Estela Plateada que se publicó en España cambiaron los diálogos de la última viñeta para poner un final feliz. Y para que no quedara cojo añadieron una viñeta que hicieron con la portada del siguiente número inventándose el diálogo. Se ve a Rayo Negro de los Inhumanos disparándole a Estela un rayo de energía por la espalda con la mano levantada, pero en el bocadillo se lee algo así como “Estela ve una última imagen, Rayo Negro despidiéndole con un gesto mientras él va a su planeta en busca de amor y libertad”. Algo por el estilo. También son responsables de la españolización de todos los nombres, pero es posible que eso solo me moleste a mí, que se me revuelven las tripas cuando veo nombres como la Masa o Dan Defensor.
Sin embargo, hay algo de esas ediciones que las ha convertido en un objeto de coleccionista (aparte de la nostalgia, claro): Las increíbles portadas de López Espí.
Estas colecciones se empezaron a editar en 1969. Ahora nos resulta impensable pensarlo, pero en aquella época no se utilizaban ordenadores para todo. Y las portadas americanas usaban un formato “splash page” lleno de personajes, acción y texto. Por ello era imposible adaptarlas al formato de Vértice. La solución era crear portadas nuevas encargadas a autores españoles. De entre estos destacaba, evidentemente, Rafael López Espí.
En vez de simplemente copiar la portada americana, López Espí usaba sus propias ideas de cómo deberá ser una portada de cómic: Un solo personaje (o la menor cantidad posible) sobre un fondo de contraste y con mayor realismo y colores menos planos que los del cómic. Según fue aumentando el número de colecciones Marvel que publicaba Vértice, el volumen de trabajo era mayor y muchas veces las portadas se realizaban copiando directamente la portada americana. Además, en muchos casos esa portada era la única información que tenían sobre el cómic. Aún así López Espí seguía adaptándolas con su estilo personal, como podéis ver en el siguiente ejemplo:

 

Vértice siguió publicando los cómics de Marvel hasta 1983, y aunque cambió el formato para adaptarlo al americano y añadió el color (al principio de una forma tan chapucera que algunos cómics son prácticamente ilegibles) siguieron utilizando portadas propias. Espí también dibujaba pósters y mi primer contacto con los superhéroes Marvel: La colección de cromos de superhéroes de Cropán. 
Era una colección de 80 cromos llamada “Descubre a tus héroes fantásticos”, cada uno con un héroe o villano, que regalaban con los pastelitos Cropán para pegar en un álbum. No me acuerdo de qué amigo mío del cole lo tenía de su hermano mayor, pero sí me acuerdo de que FLIPÉ. Me enamoré de personajes como el Halcón, Ojo de Ídem, Pantera Negra… Ahora me doy cuenta de que me iba mucho el rollo animal. El caso es que los dibujos de los personajes de Espí me siguen pareciendo una maravilla. 
Y no solo a mí, en el año 2000 Forum reeditó el álbum en formato cómic bajo el nombre “Galería de personajes Marvel”
Desde 1983 López Espí se retiró del mundo del cómic, dedicándose a la publicidad, los decorados, etc. En el año 2000 un fan se puso en contacto con él y le dedicó una página web. Desde ese momento despertó un gran número de fans “durmientes” y nació su Fans Club y el Fans Fun Magazine, que Espí sigue dirigiendo 14 años después. Podéis ver su trabajo y, si os lo podéis permitir, comprar originales suyos en la web lopezespi.com
El día que yo sea rico tendré en mi salón un original suyo del Dr. Extraño, recordad mis palabras. Nada más esta semana, me despido hasta la que viene donde seguiremos hablando del cómic de la C a la C y, posiblemente, de macramé. O solo de cómics.
Excelsior!

2 comentarios

  1. Muy bueno, Mon. Yo recuerdo también haber tenido en mis manos algunos de esos cómics de Vértice y, sin duda alguna, los famosos cromos de Cropán (aunque no llegué a hacer la colección). Lo que no sabía era la historia de tales adaptaciones al formato libro y las ilustraciones de López Espí. Muy interesante y, desde luego, nostálgico. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.