EXTREBEO

De la C a la C (33) 6 grados de separación

¡Hola! Hoy he decidido hacer un
experimento. Si me gusta repetiré. A no ser que no os guste nada, en
cuyo caso tampoco me iba a enterar y lo mismo lo repetía igual. En
fin… ¿Conocéis la teoría de los 6 grados de separación?
Supongamos que no. Es una hipótesis que dice que cualquier persona
del planeta está conectada con cualquier otra a través de un máximo
de 5 intermediarios (es decir, 6 enlaces o “grados”). Por
ejemplo, entre tú y Michael Jordan: Si estás leyendo esto y no me
conoces, seguramente hayas llegado aquí a través de alguien que sí
me conoce (1º grado). Yo soy sobrino de la periodista Pilar Cernuda
(2º grado), que trata casi semanalmente con diferentes ministros (3º
grado) del gobierno de Rajoy (4º grado), que alguna vez ha
coincidido (y fingido ser colega) con Obama (5º grado), que ha
recibido a Kobe Bryant dos veces en la Casa Blanca cuando ha ganado
el anillo de la NBA (6º grado). Michael Jordan dice que es amigo de
Kobe aunque le haya robado los movimientos. ¿Ves? 6 grados. Como
máximo.

Siempre he querido tener un programa de
radio que consista en hacer esto mismo pero con músicos (¿Me estás
leyendo, Radio 3?) que toquen juntos. Pero como aún no he encontrado
los 6 grados que me separan de mi propio programa, voy a hacerlo con
cómics. Hoy vamos a llegar desde Kafre, el cómic que publicaban
Abulí y Das Pastoras en el Jueves, hasta Watchmen de Alan Moore y
Dave Gibbons.
1- Kafre: Abulí y Das Pastoras
Hace muchos años que leo el Jueves.
Muchos. Dejé de comprarlo hace poco (después de la historia que
acabó con varios autores fuera de la revista y fundando Orgullo y
Satisfacción, de la que me gustaría hablar algún día), peo hasta
entonces la compraba semanalmente desde el año 2000 sin faltar un
número. Y antes leía las que compraba mi prima y aparecían por
casa de mi abuelo. Y en aquellos Jueves más antiguos, entre otras
series que me hacían muchísima gracia (Goomer, Seguridasosiá,
Makinavaja…) había una que me fascinaba por el dibujo.
Generalmente era la última historieta de la revista. Era la historia
de un misionero blanco y gordaco intentando evangelizar a una tribu
africana. Evidentemente no lo tenía fácil, sobre todo por su
obsesión en que estos no practicaran el sexo y la obsesión de los
otros por sí practicarlo (que a mí me parece una obsesión mucho
más sana)
Esta serie está considerada hoy en día
como una de las obras maestras de aquella época, y la mejor de su
guionista, Abulí (junto con Torpedo, con Bernet) Pero volvamos a lo que me fascinaba, el dibujo. Y
no solo porque salieran tetas (eh, yo tenía como 12 o 13 años.
Bueno, me siguen gustando, pero ya me entendéis) El dibujo de Das
Pastoras me encanta. Lo primero que me llamó al atención de
muchachete era el color, que tenía una cualidad muy distinta a las
otras historietas (mucho tiempo después ya descubrí que era porque
coloreaba con acuarelas), y el hecho de que la anatomía de los
personajes, aunque muy grotesca, resultaba curiosamente realista.
Aunque le perdí la pista como dibujante de cómics seguí viendo
ilustraciones suyas muchos años, porque fue el principal dibujante
de Joc International, editorial de casi todos los juegos de rol a los
que jugaba y de la revista de rol Líder. Tengo algunas todavía por
casa con portada de Das Pastoras. En los últimos años ha dado un
salto internacional muy importante, habiendo dibujado algunos cómics
para Marvel y otras obras para el mercado europeo, como…
2- Castaka: La Casta de los
Metabarones: Dayal, el primer ancestro: Das Pastoras y Jodorowsky
Así, sin nombre casi. De la obra de
culto de Jodorowsky y Moebius “el Incal” uno de los personajes de
más éxito fue el Metabarón, un “guerrero perfecto” y
cazarecompensas. Después del Incal Jodorowsky escribió varios
cómics en los que contaba la historia del Metabarón y de sus
antepasados, una dinastía de guerreros perfectos, en forma de
precuelas. La Casta de los Metabarones se publicó en 8 números
dibujados por Juan Giménez que tuvieron un gran éxito. Salió hasta
un juego de rol (rol y cómics una vez más, veis como no soy el
único friki?) En 2007 se reanudó la saga con nuevas precuelas
dibujadas por Das Pastoras. Leedlas, que aunque seáis una de esas
personas que no soportan al psicomago, escritor, actor, mimo y no sé
cuántas cosas más, Jodorwsky (¿Solo me pasa a mí?) es un gran
guionista y el dibujo de Das Pastoras SE SALE. Y hablando de
Jodorowsky…
3- Los Borgia: Jodorowsky y Milo Manara
No podía salir mal. Un guionista
excesivo y el dibujante de cómic erótico más reconocido del mundo
se unen para contar la historia de una familia llena de excesos y
sexo. Redondo. El guión tiene un ritmo excelente y una gran
documentación (aunque evidentemente con muchas licencias) y el
dibujo es sencillamente magnífico. Como todo el dibujo de Manara.
Aunque es conocido sobre todo por el cómic erótico (el Clic, el
Perfume del Invisible, Kama Sutra, etc.) no se puede obviar la
calidad que tiene dibuje lo que dibuje. Los paisajes de Verano Indio,
la ciencia ficción de Piranesi, la esoteria de obras como H.P. y
Giuseppe Bergman…Es un dibujante detallista y preciosista. Vamos,
que me encanta. ¡Hasta se ha atrevido con el género de superhéroes!
4- X-Men: Ragazze en fuga: Mio Manara y
Chris Claremont
No sé muy bien cómo describir este
cómic. Puedo decir que no es canon, que ha levantado mucha polémica
around the world y que es normal. Ha habido muchas quejas de que se
ha utilizado a las X-Women (título del cómic en inglés) como
objeto sexual en el cómic, que salen demasiado sugerentes en todas
las viñetas. pero claro, es lo que pasa cuando contratas al
dibujante de mujeres sexys más importante del mundo para hacer un
cómic. A mí me parece que el dibujo es la re*”#”^. El guión
como mucho ñé. Antes de hablar del guionista, quiero romper otra
lanza por Manara. Ha estado haciendo portadas alternativas para
Marvel durante un tiempo, y desgraciadamente solo se ha visto en las
redes porque dibujó una spiderwoman que se consideró demasiado
sexual. Pero se olvidan de que también ha hecho cosas como esta
En fin, Claremon. ¿Te gusta Lobezno?
hay dos personas a las que le tienes que dar las gracias: John Byrne
(indiscutiblemente uno de los mejores dibujantes de cómics de
superhéroes de la historia) y Chris Claremont. Cuando Byrne se hizo
cargo del dibujo de los nuevos X-Men, allá por el 76, el Claremont y
el dibujante anterior, Cockrum, estaban a punto de matar a Wolverine
o sacarlo del grupo. Pero Byrne es canadiense, y no quería ver al
único superhéroe del Gran Norte desaparecer. Así que convenció a
Claremont para desarrollarlo de otra forma, darle más protagonismo y
la personalidad menos molesta y más “profesional” que le
caracteriza. ¡Y carajo, vaya que si funcionó! Unos (varios) años
después llegó su primera serie limitada:
5- Wolverine: Claremont y Frank Miller
No os fiéis si habéis visto que la
película “Lobezno inmortal” se basó en esta serie: Es muy
buena. Claremont es un verdadero experto en los diálogos de tipo
duro, y Frank Miller uno de los mejores dibujantes de superhéroes y
uno de los que mejor dibuja las artes marciales. Así que, ¿Tipo
duro contra ninjas? Perfecto. En esta serie se acuñó la frase más
famosa de Logan: “Soy el mejor en lo que hago. pero lo que hago no
es muy agradable”. La he leído mil veces y me encanta. Y ahora,
dejad que os hable un poco de Frank Miller
Esta semana voy a hablar mejor de él
que la semana pasada, pero por un motivo: Es genial haciendo cómics
y muy malo dirigiendo The Spirit. Saltó a la fama haciendo la etapa
más memorable de la historia de Daredevil, que ha marcado al
personaje para siempre. Y la hizo en el 81, con 24 años y
encargándose del dibujo y el guión. Después volvió la serie para
hacer Daredevil: Born Again. para mí, los mejores cómics que se han
hecho nunca en Marvel. Ahí lo dejo. También es, por supuesto, el
autor de Batman: The Dark Knight Returns, de Sin City, de Elektra
Assesin, de 300 y de casi cualquier cómic americano de los 80-90 que
veas en la lista de “los mejores cómics” y no haya escrito Alan
Moore. Y no siempre como dibujante:
6- Give me Liberty: Miller y Dave
Gibbons
Ya casi llegamos al final. Give me
liberty es una miniserie de 4 números publicada por Dark Horse. Con
guión de Frank Miller y dibujo espectacular de Dave Gibbons. Es la
historia de una soldado en un futuro distópico. Es probablemente la
obra más política de Miller y me gusta mucho, lo que es
sorprendente teniendo en cuenta que políticamente hablando estamos
en polos opuestos. Ha tenido mucho éxito y varias secuelas
protagonizadas por la (perdón la redundancia) protagonista, Martha
Washington. ¿Y qué puedo decir del dibujante? Pues, entre otras
cosas, que es el dibujante del que ya os he dicho varias veces que es
mi cómic favorito:
7- Watchmen: Gibbons y Alan Moore
¡Y hemos llegado! De Kafre a Watchmen,
6 grados de separación. No voy a hablaros de Watchmen porque quiero
dedicarle una entrada competa. Puede que la semana que viene, a no
ser que se me ocurra alguna otra ida de olla. ¿Quién sabe? ¡Soy
impredecible! ¡IMPREDECIBLE! (Perdón)
Espero que os lo hayáis pasado bien en
este viaje absurdo. Yo sí. Aquí me quedo esperando a que volváis
la semana que viene. Mientras tanto… ¡Gracias por leerme!

EXCELSIOR! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.