EXTREBEO

De la C a la C (19). No me gustan los Cómics

Este año, con el aumento de visibilidad de mi afición a los cómics sobre todo por estas entradas, he escuchado esa frase más de una vez, generalmente como motivo para no leer las mismas. No me importa que no se lean, creo que la gente solo debería gastar su tiempo en cosas que le interesan, pero la frase “no me gustan los cómics” me ofende de manera casi física. Visto lo que he dicho antes, no tiene mucho sentido que exponga aquí por qué no me gusta esa frase, ya que a la gente a la que no le interesan los cómics no lo va a leer, pero oye… 
Tengo que llenar esta sección y además vosotros siempre me dejáis un hombro para llorar. Así que allá va: Nadie dice “No me gustan los libros”, “no me gustan las películas” o “no me gusta la música”. 
Bueno, esto último creo que se lo dijeron una vez a mi chica, pero no me lo creo mucho. Seguro que era un adolescente, que están locos. El caso es que la gente confunde el MEDIO con el MENSAJE. El cómic es un medio narrativo en el que se cuenta una historia, no un género. Para que nos entendamos, es como si alguien viera Gran Hermano VIP y pensara “No me gusta la televisión”. 
Creo firmemente que la gente que cree que no le gustan los cómics es porque no ha encontrado el cómic que le gusta. Me pasa igual con los libros. Más de una vez he escuchado a gente decir que no le gusta leer y no me lo creo, porque hay demasiados libros en el mundo como para que no te guste ninguno. A una persona a la que solo le importa el fútbol y no ha leído una novela en su vida seguro que le interesa una biografía de Pelé. A otra a la que le gusta la música puede interesarle un manual de cómo tocar el bajo. Otra que esté todo el día enganchada al porno seguramente disfrutaría de Las Edades de Lulú, un cocinero tiene mil libros de recetas a su disposición e incluso los fans de Gran Hermano VIP pueden leerse TEO en la Playa. La gente que cree que no le gustan los cómics no ha leído Maus, los Combates Cotidianos, Adolf, Y el último hombre, Berlín, Predicador, Usagi Yojimbo, Arrugas o Persépolis.
Y ojo, que he mencionado solo novelas gráficas (o por lo menos lo que yo llamo novelas gráficas) y un par de series limitadas. Pero que el mundo del cómic va mucho más allá. ¿En serio la gente que dice que no le gustan los cómics no ha disfrutado nunca de niño (o no tan niño) con Mafalda, Mortadelo y Filemón, Tintín, Carpanta o Astérix? ¿De verdad no se ríen cuando leen el Jueves o viñetas de Forges o Vergara? ¿REALLY? Respecto al humor gráfico, todo el mundo coincide en que los humoristas gráficos son gente inteligente y culta, y sin embargo desprecian el medio que han utilizado para crear su arte los el Roto, IVÁ, el Perich o el siempre absolutamente genial Watterson y su Calvin y Hobbes
Uno de los motivos que me han dado para no leer cómics es que literariamente son mucho peores que los libros. Esta es una falacia cuyo único argumento podría ser que los cómics tienen menos texto. Evidentemente este razonamiento es una tontería de categoría 3 ya que eso implicaría, por ejemplo, que la biografía de Justin Bieber tiene más calidad literaria que un cuento de Cortázar, el Viejo y el Mar o la Metamorfosis. La calidad de un escrito se la da el escritor, no el formato. Desde mi nada humilde punto de vista (a estas altura no os voy a engañar) hay más literatura en una página del Sandman de Neil Gaiman que en las sagas Crepúsculo y 50 Sombras de Grey juntas.
Así que voy a ir directamente al argumento más utilizado por los despreciacómics: Los cómics de superhéroes. Antes que nada quiero aclarar (aunque creo que es evidente) que me encantan los cómics de superhéroes, especialmente los de Marvel. Dicho esto, me parece absolutamente respetable que haya mucha gente a la que no le gusta. Pero yo siempre he creído que cerrarse a un género gratuitamente es perder la oportunidad de descubrir cosas magníficas. Por ejemplo, a mí no me gustan las películas de miedo. Es verdad pero es una generalización, he disfrutado de algunas películas de miedo como Al Final de la Escalera, los Otros, los Pájaros… Puede que el mundo de los superhéroes le parezca a alguien un mundo plano, irreal y con una profundidad de argumentos y personajes equivalentes a la profundidad de un plato llano. Pero seguramente sea porque no ha encontrado el cómic de superhéroes que se adapte a sus gustos. Existe una gran variedad dentro del género superheroico. Puedes encontrarte una especie de Superman que se vuelve loco y empieza a matar a todos los habitantes del mundo como en Irredimable. O un cómic que trata sobre cómo actúa la policía en un mundo repleto de superhéroes como en el Powers de Bendis del que acaban de sacar una serie que no sé qué tal estará.
Puedes, por supuesto, leerte la que en un futuro se considera una de las obras literarias más importantes del SXX, y si no se cumple mi predicción venís en 100 años y me lo decís:
 Bueno, o casi cualquier otra cosa de superhéroes de Alan Moore, Top Ten es genial y Miracleman es una obra maestra. 
También puedes jugártela y leer cómics buenos de Marvel y DC, aunque en un principio te echen para atrás porque son muy comerciales o alguna chuminada similar. Porque, con lo mal que me cae como persona, qué pedazo de artista es Frank Miller y qué pedazo de obras son su Born Again de Daredevil, su Dark Knight Returns o su Batman Año Cero. Y el Spiderman de Strazinsky. El Alias de Bendis. El Ojo de Halcón de Fraction y Aja. El Animal Man de Lemire y Foreman. O…
Y si no os van los clásicos, id a lo nuevo que está saliendo. El Invincible de Kirkman, que es una debilidad mía, por ejemplo. O el fantástico Kick-ass, sus secuelas y spin offs de Millar y Romita Jr.
En fin, lo que quiero decir con todo esto es que decir “No me gustan los cómics” tiene poco sentido. Incluso “No me interesa el cómic como medio de expresión” me parece una forma absurda de autolimitarse. Hoy he puesto varios títulos por ahí arriba. Todos ellos me parecen, como poco, superinteresantes. Así que si has llegado hasta aquí pero eres una de esas personas que creen que no le gustan los cómics el mejor consejo que te van a dar este año es este: Pasa de todo, coge un cómic de los que he puesto un día (muchos los puedes encontrar gratis en las bibliotecas. Si no siempre puedes pedírmelos a mí) y léelo. Aunque sea para el día de mañana poder decir en una discusión como esta “Pues me leí el cómic ese que tiene tanta fama y no me gustó nada”.
Y si descubres que te gusta o incluso que te encanta yo te espero aquí la semana que viene para seguir hablando sobre ellos, para escurrirlos y sacarles todo el jugo que pueda hasta que los haya explorado de la A a la Z. De la C a la C. Muchas gracias por leerme y perdón por pontificar.
EXCELSIOR!

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *