EXTREBEO

De la C a la C (1)

   Declaración de intenciones
   ¡Hola!
   Soy Mon, socio de Extrebeo y fanático de los cómics desde
chiquinino, cuando la única forma de conseguir uno de superhéroes era encontrar
números sueltos en algún kiosko pero había muchas más revistas de historietas
infantiles o juveniles (como Don Miki, Top Guay, Mortadelo…) Los tiempos y los
cómics han cambiado, pero yo sigo siendo un enganchado a este noveno arte.
   La gente de Extrebeo,
que son pura bondad (como ya sabréis) me ha brindado la oportunidad y el
espacio para, semanalmente, dedicar un rato a hablaros de los cómics. ¿Y de qué
voy a hablar? Pues de todo lo que se me ocurra que tenga que ver con el cómic.
El cómic de la A a la Z. Bueno, de la C a la C. Personajes, autores,
editoriales, historia, grapas, tipos de papel, rotulistas, quiosqueros, un
señor de Murcia que una vez leyó la viñeta de un periódico…
   Lo primero que quiero hacer es acotar. ¿A qué me refiero
cuando hablo de cómic?
  A día de hoy no existe una definición de cómic (o tebeo, o
historieta, o novela gráfica, o…) que convenza a todo el mundo. Will Eisner o
Scott McLoud hablan del “arte secuencial”, en el que se entiende el cómic como
una sucesión deliberada de imágenes que transmiten una historia. Pero claro, si
lo fundamental es que haya una sucesión de imágenes… ¿Esto no es un cómic?




















   Otros autores hablan de la conjunción entre imagen y texto.
Pero, una vez más, ¿Esto no es un cómic?




    Así que he optado por tomar una decisión del tipo “Huída
hacia adelante” y voy a deciros lo que entiendo yo por cómic: Desde mi punto de
vista, es un género narrativo en el que para contar una historia no se puede
prescindir de la imagen y esta tiene por lo menos el mismo rango de importancia
que el texto.

    Voy a desarrollarla por comparación: La diferencia entre un
cómic y un cuento infantil ilustrado sería que el cuento lo podría contar en
voz alta sin enseñar los dibujos y la narrativa no sufriría cambios respecto a
si fuera leída mientras se ven las ilustraciones. O, en el caso de libros
infantiles ilustrados del tipo “Estos son los animales de la granja”, en el que
las imágenes son imprescindibles, no existe una narrativa. Es decir, no hay
paso del tiempo, todo sucede en el mismo instante (en la viñeta de Forges por
ejemplo sí transcurre el tiempo, primero el tiempo en el que se desarrolla el
diálogo y el que pasa desde que los niños hablan a la reacción de los padres,
transmitida por la expresión facial) ¿Y, por ejemplo, el Principito? Hay
narrativa y las ilustraciones son imprescindibles en una parte de la historia
(los famosos dibujos de la boa), pero es evidente que la imagen y el texto no
tienen el mismo rango de importancia.
   Es una definición un poco tramposa, porque se basa en la
comparación, pero oye, es mía, haz tú algo mejor y si me gusta te la compro y
si no a la salida en el patio.
   En fin, de esto es de lo que voy a hablaros todas las
semanas mientras me lo permitan, de todo lo que rodea, está dentro o se acerca
a mirar de reojo al cómic, al tebeo, a la historieta, a la novela gráfica o al
arte secuencial.

   Si os apetece nos leemos el jueves que viene. Yo seguiré
aquí, abusando de los paréntesis y leyendo cómics como un conejo mirando a una
serpiente

6 comentarios

  1. Desde luego como introducción divertida para esa, increíblemente, aún gran mayoría que desconoce lo que es un cómic, o que dice que no sabe cómo leerlo (esto me lo dijo una vez un estudiante universitario: ahí hay material para otra entrada, Mon).
    Si el resto de entradas tienen este punto, yo compro.

  2. Estupendo planteamiento. Yo también me apunto a seguir estas entradas periódicas de Mon en el mundo del cómic, su lenguaje, su técnica. Una excelente idea esta de interrogar, precisamente en un blog de cómics, a su objeto, su esencia. Si lo plasmásemos en viñetas sería un metacómic, a lo Scott McCloud en "Entender el cómic" o a lo Will Eisner, en su "El cómic y el arte secuencial". Me parece que esta sección va a ser muy interesante y enriquecedora. Enhorabuena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.